Skip navigation

1 – (de mí) es ante todo un espectáculo concebido a partir del cruce entre un director de teatro / actor y una coreógrafa / bailarina en conjunto con un elenco mixto de seis intérpretes, conformado por actores, actrices, una acróbata aérea, bailarinas y bailarines, de nacionalidad argentina y española.

2 – (de mí) se debe conceptualmente a la revolución psicológica que produjeron ciertos fenómenos concernientes a la realidad virtual, como ser la creación de Youtube, del Blog y del Fotolog. En palabras de un internauta: “… la verdadera revolución de YouTube no es el haberse convertido en el sistema de distribución de vídeo online más famoso del mundo, sino su sorprendente capacidad para desinhibir a la gente. Antiguamente, si eras una chica, o un chico sensible, escribías tus reflexiones en un diario, de esos con candadito y con una llave que te colgabas al cuello, y lo guardabas en un cajón esperando que nadie lo leyera. Ahora, sin embargo, te grabas en vídeo contando tus penas, lo cuelgas en Internet, y te deprimes si no tienes varios miles de visitas.”. Simultáneamente, (de mí) responde a determinadas producciones teóricas, a saber: “La construcción social de la realidad”, de Berguer y Luckmann, “El mundo como supermercado”, “Ampliación del campo de batalla” y “Plataforma” de Michel Houellebecq y “Gramática de la multitud”, de Paolo Virno.

3 – (de mí) es, por sobre todas las cosas, una apología de la subjetividad y de la singularidad.

4 – (de mí) fue concebido a partir de impresiones y  fantasías surgidas de la convivencia con desconocidos en los inacabables viajes en subte, en las largas esperas en las filas de los bancos, en los efímeros traslados en ascensores, y en las perpetuas caminatas sin rumbo por la ciudad. A su vez, se erige a partir de los impulsos más privados que surgen en los momentos de absoluta soledad y aislamiento, es decir, en un contexto de supuesta libertad.

5 – (de mí), entonces, es efecto de una indagación sobre aquello que constituye la dimensión de lo privado, o bien, la magnitud de lo íntimo, al tiempo que pone en juego el despliegue del narcisismo y las fantasías superheroicas de las personas comunes. Muy comunes. Tan comunes como vos y como nosotros. Al mismo tiempo, trata sobre todas esas cosas que se producen cuando salimos a la calle y nos encontramos con el universo simbólico de lo público y entonces todo debe simularse para volver a parecer normal y civilizado. Pero todos sabemos que eso no es más que una regla de diplomacia, o una cuestión de buena educación.

6 – (de mí) hace hincapié en la excitación y seducción que nos produce lo prohibido, lo indecente y lo inmoral.

7 – (de mí) se funda en la permanente necesidad de diferenciarnos para destacar, para sobresalir, para llamar la atención,  para ser únicos.

8 – (de mí) pretende satisfacer la curiosidad del espectador: permitir que se revele eso que permanece oculto cuando espío por la ventana a un vecino que no conozco, o que creo conocer. A su vez, busca desplegar las fantasías que se despiertan con desconocidos en la vía pública, al tiempo que llevar al acto todo aquello que quisiéramos hacer, pero que las normas de convivencia impiden. Por último desea generar un extrañamiento respecto de lo más cotidiano, un distanciamiento de las normas sociales (porque todo, hasta el amor, está tabulado).


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: